Entradas

QUESADEÑAS CON NOMBRE PROPIO

Imagen
 QUESADEÑAS CON NOMBRE PROPIO. JUANA RUÍZ LORCA (1598). En el año 1598 Juana Ruíz de Lorca, dona todos sus bienes (un cortijo en Fique, un haza de doce fanegas en la Vega, una huerta de seis fanegas en la Vega del Palomar) al Hospital de la Concepción para que se construyera una escuela de gramática. Su sueño se hizo realidad y en 1634 empezó a impartir las primeras clases en Quesada . Fuente: "Mujeres en la Historia de Quesada". Proceso socio-cultural. (Vallejo,M., 1996)

QUESADEÑAS CON NOMBRE PROPIO

Imagen
 QUESADEÑAS CON NOMBRE PROPIO. CAIA RUFINA (SACERDOTISA). En el siglo III aparece el primer personaje femenino de la historia de Quesada. Al parecer, procedía de la Villa Romana de Bruñel. El testimonio de su existencia nos llega a través de una estela funeraria existente en la jamba derecha del Arco de los Santos. De ella solo sabemos que se llamaba Caia Rufina, de profesión sacerdotisa y que murió muy joven, cuando solo tenía 21 años.   La sacerdotisa era la mujer que se dedicaba a ofrecer sacrificios y que en algunos casos también estaba al servicio del templo. (Datos extraídos del texto "Mujeres en la Historia de Quesada, proceso socio-cultural"(Vallejo, M., 1996).

MUJERES EN LA HISTORIA

Imagen
  Marie Curie (1867 – 1934)   Maria Salomea Skłodowska-Curie, más conocida como Marie Curie, fue una científica de origen polaco (nacionalizada francesa) que revolucionó por completo el mundo de la ciencia con sus trabajos y descubrimientos. Pionera en el campo de la radiactividad —realizó el hallazgo de dos nuevos elementos: el Polonio y el Radio—, fue la primera persona en recibir dos premios Nobel en distintas especialidades (física y química). Y la primera mujer en ocupar el puesto de profesora en la Universidad de París. Marie Curie tuvo que luchar para poder convertirse en científica, ya que en Polonia  las mujeres no podían acceder a estudios universitarios . Tuvo que compaginar los cuidados de sus dos hijas con su carrera científica.

CUENTOS COEDUCATIVOS

Imagen
   CAPERUCITA ROJA, VERDE, AZUL, AMARILLA Y BLANCA A partir del cuento tradicional de Caperucita Roja, de los hermanos Grimm, Bruno Munari nos cuenta otras versiones. Las caperucitas de este cuento, cada una de un color, presentan grandes diferencias con respecto a Caperucita Roja: son niñas muy espabiladas, que además cuentan con muy buenos y eficaces amigos, así que siempre dejan al lobo con las ganas. Los distintos colores de las caperucitas juegan un papel importante, creando ambientes diferentes: verde -la naturaleza salvaje del bosque-; amarillo -la ciudad ruidosa-; azul -el mundo marino-; hasta llegar al blanco, en el que la ausencia de color hace desaparecer las ilustraciones y los personajes no llegan ni siquiera a encontrarse. ¿HAY ALGO MÁS ABURRIDO QUE SER UNA PRINCESA ROSA? Carlota estaba harta del rosa y de ser una princesa. Carlota no quería besar sapos para ver si eran príncipes azules. Carlota siempre se preguntaba por qué no había princesas que rescataran a

Biblioteca Feminista

Imagen
      EL SEGUNDO SEXO Es una de las obras fundacionales del Feminismo y utiliza los conceptos existencialistas para indagar acerca de la vida de la mitad de la humanidad. El segundo sexo es considerado hoy la Biblia del feminismo, la obra de referencia, especialmente de la corriente denominada feminismo de la igualdad. No sólo es considerado uno de los libros más relevantes del siglo XX, sino que tras su publicación fue un rotundo éxito de ventas. El segundo sexo fue escrito en 1949 por Simone de Beauvoir, quien comenzó a prepararlo cuando reflexionó, a propuesta de Jean-Paul Sartre, sobre lo que había significado para ella el ser mujer. Esta idea la llevaría a investigar acerca de la situación de las mujeres a lo largo de la historia y a escribir este extenso ensayo que aborda cómo se ha concebido a la mujer, qué situaciones viven las mujeres y cómo se puede intentar que mejoren sus vidas y se amplíen sus libertades. Es una de las obras fundacionales del Femin