CUENTOS COEDUCATIVOS

 

 CAPERUCITA ROJA, VERDE, AZUL, AMARILLA Y BLANCA


A partir del cuento tradicional de Caperucita Roja, de los hermanos Grimm, Bruno Munari nos cuenta otras versiones. Las caperucitas de este cuento, cada una de un color, presentan grandes diferencias con respecto a Caperucita Roja: son niñas muy espabiladas, que además cuentan con muy buenos y eficaces amigos, así que siempre dejan al lobo con las ganas.

Los distintos colores de las caperucitas juegan un papel importante, creando ambientes diferentes: verde -la naturaleza salvaje del bosque-; amarillo -la ciudad ruidosa-; azul -el mundo marino-; hasta llegar al blanco, en el que la ausencia de color hace desaparecer las ilustraciones y los personajes no llegan ni siquiera a encontrarse.

¿HAY ALGO MÁS ABURRIDO QUE SER UNA PRINCESA ROSA?

Carlota estaba harta del rosa y de ser una princesa. Carlota no quería besar sapos para ver si eran príncipes azules. Carlota siempre se preguntaba por qué no había princesas que rescataran a los príncipes azules de las garras del lobo o que cazaran dragones o volaran en globo. Edición renovada, con nuevas imágenes y mayor formato. 

 LAS PRINCESAS TAMBIÉN SE TIRAN PEDOS


A la pequeña Laura le ha surgido una duda muy importante después de una larga discusión en clase sobre Cenicienta. Su amigo Marcelo les ha confesado que la famosa y delicada princesa se tiraba muchos pedos. Afortunadamente, el padre de Laura, al que le gustan los libros y las buenas historias, posee el libro secreto de las princesas donde Laura encontrará las respuestas a todas sus preguntas.

¿LAS PRINCESAS USAN BOTAS DE MONTAÑA?


 Todas las niñas curiosas se preguntan cómo es eso de ser una auténtica princesa. En el interior de ¿Las princesas usan botas de montaña? hay una niña enérgica, moderna y llena de vida que tiene muchas preguntas que hacer a su madre. Al final del libro, un marco ilustrado alrededor de un espejo responde a la pregunta más importante de la niña. Este libro brinda una dulce lección sobre la aceptación de uno mismo y anima a los niños a perseguir sus sueños y a dejar su propia huella en el mundo. 

LA PRINCESA QUE QUERÍA ESCRIBIR

 

Un cuento de princesas. Princesas que quieren ser distintas. Princesas que no quieren un príncipe azul, que las venga a salvar, ni ir por el castillo con trajes de tua. La princesa de este cuento quería ser escritora y lucha por conseguir lo cada día y cada hora. Vuela con ella entre letras, apréndelas de memoria, pasea por su castillo y suena con nosotros esta historia… con rimas y poesía. 

ROSA CARAMELO


 Aislada en un jardín, Margarita es la única elefanta del grupo incapaz de conseguir que su piel sea de color rosa caramelo. Cuando sus progenitores desisten de imponerle ese aspecto, por fin descubrirá el significado de la libertad y abrirá el camino de la igualdad para sus compañeras. 

LA HISTORIA DE LOS BONOBOS CON GAFAS

 

Ellos comían, viajaban y se modernizaban mientras ellas recolectaban comida y criaban a la prole. Pero los bonobos no aceptaban que las bonobas también pudiesen aprender y evolucionar. El legado de las autoras e ilustradoras pioneras en la creación de álbumes sobre igualdad y coeducación, todavía vigente.

ARTURO Y CLEMENTINA


 De la mítica colección "A favor de las niñas", una historia fabulada que reivindica el rol femenino en la sociedad, combate los estereotipos sexistas y denuncia la discriminación. Porque aún se necesitan obras sobre coeducación e igualdad. 

UNA FELIZ CATÁSTROFE


La catástrofe lo pone todo patas arriba: les deja sin hogar y altera por completo sus vidas. Pero es la señora Ratón la que encuentra la solución. De una vida monótona, a las aventuras y los nuevos roles en la familia. 

EL LÁPIZ MÁGICO DE MALALA


 La catástrofe lo pone todo patas arriba: les deja sin hogar y altera por completo sus vidas. Pero es la señora Ratón la que encuentra la solución. De una vida monótona, a las aventuras y los nuevos roles en la familia. 

CUANDO LAS NIÑAS VUELAN ALTO


Adriana, Jimena y Martina tienen grandes sueños, pero la banda de Don Noloconseguirás les ha llenado los bolsillos de piedras para que no puedan volar...

Martina es ligera como una pluma. Le encanta volar de un lado a otro de su cuarto rugiendo como si fuese una avioneta. De mayor quiere ser la mejor piloto del mundo mundial.

Adriana es redondita como el punto de la i. Siempre sube los escalones de su casa de tres en cinco porque tiene prisa por abrazar a su queridísimo violín. Sabe que de mayor será una súper violinista.

Jimena es silenciosa y se pasa el día entre libros. Le gusta escribir cuentos y va con su cuaderno de acá para allá imaginando historias alucinantes. Tiene clarísimo que será una escritora reconocida en todo el planeta y un poco más allá.

ÉRASE DOS VECES LA RATITA PRESUMIDA


Érase dos veces una ratita que barría su casita. Una ratita que, en esta ocasión, no será presumida y tendrá muy claro con quien quiere compartir su vida. Una historia que trata temas de total actualidad. Nuestra ratita es acusada de ser una presumida por su forma de vivir la vida, los chicos le piden matrimonio sin conocerla, y ella no para de escuchar tópico tras tópico (tareas del hogar, maternidad...) hasta que conoce a un gato que parece que cumple los requisitos de hombre corresponsable e igualitario. Aunque a ella quien verdaderamente le gusta es su hermana gata, con quien acaba formando una preciosa familia. Edad recomendada: + 6 años Érase dos veces es una segunda oportunidad para los cuentos de siempre. Sin sexismo, sin violencia ni desigualdad. Mágicos, divertidos y coeducativos. Cuando empezamos a leer los cuentos clásicos a nuestra hija, nos dimos cuenta de que le estábamos transmitiendo que las princesas esperan y los príncipes deciden, que los lobos devoran a las abuelitas, que las brujas no son sabias... Así que decidimos reescribirlos. Ahora se los leemos también a nuestro hijo porque los chicos también son pieza fundamental en este cambio necesario.

ÉRASE DOS VECES LA SIRENITA

Érase dos veces una criatura del mar conocida como La Sirenita. Una sirenita que, en esta ocasión, no renunciará a su propia identidad por amor, y nadie le pedirá que lo haga. En esta versión hay una historia de amor pero nadie le pide a la protagonista que renuncie a su propia voz por amor. La relación entre los protagonistas es equilibrada e igualitaria, sin grandes sacri cios ni chantajes. Una historia dónde es él quien decide convertirse en tritón para poder vivir en el mar. Edad recomendada: + 5 años Érase dos veces es una segunda oportunidad para los cuentos de siempre. Sin sexismo, sin violencia ni desigualdad. Mágicos, divertidos y coeducativos. Cuando empezamos a leer los cuentos clásicos a nuestra hija, nos dimos cuenta de que le estábamos transmitiendo que las princesas esperan y los príncipes deciden, que los lobos devoran a las abuelitas, que las brujas no son sabias... Así que decidimos reescribirlos. Ahora se los leemos también a nuestro hijo porque los chicos también son pieza fundamental en este cambio necesario. 

ÉRASE DOS VECES LA BELLA Y LA BESTIA

 

Érase dos veces una joven llamada Bella. Una Bella que, en esta ocasión, no se enamorará de la bestia, precisamente porque descubrirá que la auténtica belleza está en el interior. El clásico de La Bella y la bestia es una apología de las violencias machistas disfrazada de amor romántico. Cuenta, entre canciones y salones preciosos, que alguien que te secuestra, te maltrata y te humilla, en realidad lo hace por amor. Es perverso cómo contamos a los peques que el amor lo puede todo, que si amas a alguien puedes cambiarlo y que merece la pena aguantarlo todo. Hemos creado a una Bella que se enfrenta a la Bestia, que se deja la piel para escapar de su cautiverio. Una Bella que abandona a la Bestia siendo una Bestia y que, cuando él le grita “¿Qué va a ser de mi si te vas?”, ella contesta: “Lo siento, pero eso solo depende de ti”. Edad recomendada: + 6 años Érase dos veces es una segunda oportunidad para los cuentos de siempre. Sin sexismo, sin violencia ni desigualdad. Mágicos, divertidos y coeducativos. Cuando empezamos a leer los cuentos clásicos a nuestra hija, nos dimos cuenta de que le estábamos transmitiendo que las princesas esperan y los príncipes deciden, que los lobos devoran a las abuelitas, que las brujas no son sabias... Así que decidimos reescribirlos. Ahora se los leemos también a nuestro hijo porque los chicos también son pieza fundamental en este cambio necesario. 

ÉRASE DOS VECES RAPUNZEL


Érase dos veces una joven llamada Rapunzel. Una Rapunzel que, en esta ocasión, vencerá sus miedos acompañada por un príncipe poco convencional. Esta nueva versión nos cuenta como los miedos nos atan y nos impiden cortar nuestras propias cadenas y abandonar nuestras altas torres. Además, mostramos un príncipe poco común, que ejerce los cuidados en su familia, sabe escuchar e incluso tejer. No le dice a Rapunzel lo que debe hacer, sino que la acompaña en sus propias decisiones. Edad recomendada: + 6 años Érase dos veces es una segunda oportunidad para los cuentos de siempre. Sin sexismo, sin violencia ni desigualdad. Mágicos, divertidos y coeducativos. Cuando empezamos a leer los cuentos clásicos a nuestra hija, nos dimos cuenta de que le estábamos transmitiendo que las princesas esperan y los príncipes deciden, que los lobos devoran a las abuelitas, que las brujas no son sabias... Así que decidimos reescribirlos. Ahora se los leemos también a nuestro hijo porque los chicos también son pieza fundamental en este cambio necesario. 

ÉRASE DOS VECES PINOCHO


Érase dos veces una marioneta llamada Pinocho. Un Pinocho al que, en esta ocasión, no le crecerá la nariz y aprenderá a tomar sus propias decisiones. La nariz que crece en este cuento no es la de Pinocho, sino la de los adultos que le rodean, empezando por el hada y terminando por su padre Giuseppe. Una re exión sobre las mentiras, la obediencia ciega y la necesidad de de educar a nuestros peques en la auto responsabilidad. Porque seguro que nosotros mentimos mucho más a nuestros hijos de lo que ellos nos mienten a nosotros. Edad recomendada: + 5 años Érase dos veces es una segunda oportunidad para los cuentos de siempre. Sin sexismo, sin violencia ni desigualdad. Mágicos, divertidos y coeducativos. Cuando empezamos a leer los cuentos clásicos a nuestra hija, nos dimos cuenta de que le estábamos transmitiendo que las princesas esperan y los príncipes deciden, que los lobos devoran a las abuelitas, que las brujas no son sabias... Así que decidimos reescribirlos. Ahora se los leemos también a nuestro hijo porque los chicos también son pieza fundamental en este cambio necesario.

ÉRASE DOS VECES LA BELLA DURMIENTE

Cuando fuimos padres, nos cambió la vida? y no sólo la vida, sino la forma de ver los cuentos que le explicaban Belén y Pablo a su primera hija. La historia de ?Érase dos veces?? empezó cuando Belén Gaudes y Pablo Macías fueron padres, empezaron a tomar conciencia de todas las cosas que ocurrían a su alrededor y que ni siquiera habían tenido en cuenta antes de ser padres.
Cuando nació su hija empezaron a contarle los cuentos clásicos pero, sin darse cuenta, la iban aleccionando explicándole lo importante que era ser bella, le decían que tenía que esperar a un hombre que la rescatase o que debía aceptar su destino fuese el que fuese. Poco a poco se fueron dando cuenta que, inconscientemente, se saltaban fragmentos que les parecían demasiado sexistas, machistas tanto que decidieron parar de leérselos. 

ÉRASE DOS VECES CAPERUCITA ROJA

 

Una Caperucita que se dedica a buscar flores moradas por el bosque y se ríe de la broma que le gastan su abuela y el lobo…. Tres libros que deconstruyen las feminidades y masculinidades patriarcales para ofrecernos una relectura inteligente que crea nuevos referentes de jóvenes decididas, independientes, inteligentes que rechazan el ideal de amor romántico patriarca. Y que además repiensa la masculinidad ofreciendo masculinidades igualitarias que aprenden de estas nuevas heroínas de cuento. 

ÉRASE DOS VECES BLANCANIEVES

 

Érase dos veces una joven llamada Blancanieves. Una Blancanieves que, en esta ocasión, no será la más bella del reino, no será rescatada por un beso de amor ni se irá en brazos de un príncipe azul. Esta princesa decide independizarse y acaba viviendo con siete jóvenes mineros. Estos nos muestran un modelo de masculinidad nuevo: saben limpiar su casa, cocinar... y no necesitan a nadie que los cuide. Nuestra Blancanieves se muestra como una muchacha decidida y valiente que acaba trabajando como minera con sus compañeros. Y mostramos lo absurdo de la obsesión de la madrastra por la belleza, que hace que incluso deje de reír por evitar que le salgan arrugas. Érase dos veces es una segunda oportunidad para los cuentos de siempre. Sin sexismo, sin violencia ni desigualdad. Mágicos, divertidos y coeducativos. Cuando empezamos a leer los cuentos clásicos a nuestra hija, nos dimos cuenta de que le estábamos transmitiendo que las princesas esperan y los príncipes deciden, que los lobos devoran a las abuelitas, que las brujas no son sabias... Así que decidimos reescribirlos. Ahora se los leemos también a nuestro hijo, porque los chicos también son pieza fundamental en este cambio necesario. Edad recomendada: + 5 años.

ÉRASE DOS VECES LOS TRES CERDITOS

Érase dos veces dos cerditos y una cerdita. Y un lobo que, en esta ocasión, no soplará, soplará... pero unos cuantos prejuicios derribará. En nuestra versión el lobo, lejos de querer hacer daño a los cerditos, quiere avisarles de lo fuerte que sopla el viento en el bosque. Pero ellos, aterrorizados, huyen siempre despavoridos y no le dejan explicarse. Perfecto para trabajar los prejuicios y los estereotipos de género. Edad recomendada: + 4 años Érase dos veces es una segunda oportunidad para los cuentos de siempre. Sin sexismo, sin violencia ni desigualdad. Mágicos, divertidos y coeducativos. Cuando empezamos a leer los cuentos clásicos a nuestra hija, nos dimos cuenta de que le estábamos transmitiendo que las princesas esperan y los príncipes deciden, que los lobos devoran a las abuelitas, que las brujas no son sabias... Así que decidimos reescribirlos. Ahora se los leemos también a nuestro hijo porque los chicos también son pieza fundamental en este cambio necesario.
 

ÉRANSE DOS VECES HANSEL Y GRETEL

Érase dos veces un niño y una niña que se llamaban Hansel y Gretel. Pero, en esta ocasión, no les abandonarán en el bosque, aprenderán a vencer sus miedos y descubrirán la verdadera esencia de las brujas. Dos niños perdidos en el bosque, una casa de caramelo, pero ni rastro de la malvada bruja, tan sólo una ancianita desterrada en el bosque. Vive aislada porque todos creen que es una bruja, cuando realmente es una curandera maravillosa. En este cuento hacemos justicia histórica con las brujas, mujeres que fueron vilipendiadas por su inteligencia, sabiduría y poder. Edad recomendada: + 4 años Érase dos veces es una segunda oportunidad para los cuentos de siempre. Sin sexismo, sin violencia ni desigualdad. Mágicos, divertidos y coeducativos. Cuando empezamos a leer los cuentos clásicos a nuestra hija, nos dimos cuenta de que le estábamos transmitiendo que las princesas esperan y los príncipes deciden, que los lobos devoran a las abuelitas, que las brujas no son sabias... Así que decidimos reescribirlos. Ahora se los leemos también a nuestro hijo, porque los chicos también son pieza fundamental en este cambio necesario.

ÉRANSE DOS VECES EL PATITO FEO


Érase dos veces un patito al que llamaban feo. Un patito que, en esta ocasión, nos mostrará que solo debe cambiar quien no respeta la diferencia. Nuestra versión alternativa coloca en el centro el tema del bullying y pone en valor la riqueza de la diversidad. Cuenta que quien tiene que cambiar no es el diferente, sino aquél que no acepta la diferencia. Y que si no te posicionas abiertamente al lado del agredido, lo haces implícitamente junto al agresor. Edad recomendada: + 5 años Érase dos veces es una segunda oportunidad para los cuentos de siempre. Sin sexismo, sin violencia ni desigualdad. Mágicos, divertidos y coeducativos. Cuando empezamos a leer los cuentos clásicos a nuestra hija, nos dimos cuenta de que le estábamos transmitiendo que las princesas esperan y los príncipes deciden, que los lobos devoran a las abuelitas, que las brujas no son sabias... Así que decidimos reescribirlos. Ahora se los leemos también a nuestro hijo porque los chicos también son pieza fundamental en este cambio necesario.

CUENTOS DE BUENAS NOCHES PARA NIÑAS REBELDES

 

Había una vez una princesa... ¿una princesa? ¡¿Qué?! Había una vez niña que quería llegar hasta Marte. Érase una vez una mujer que se convirtió en una de las mejores tenistas del mundo y otra que descubrió cómo se da la metamorfosis de las mariposas.

De Frida Kalo a Jane Goodall, de Coco Chanel a Nina Simone, de las hermanas Bronte a Marie Curie este libro narra las extraordinarias vidas de 100 mujeres valientes y, además, cuenta con las ilustraciones de 60 artistas de todo el mundo.

Científicas, astronautas, levantadoras de pesas, juezas, chefs... cien ejemplos de determinación y audacia para las que sueñan en grande. 

LA NIÑA DE ROJO


 Versión moderna de caperucita donde se muestra la ciudad como un lugar salvaje, un bosque lleno de vida y colores, donde los caminos pueden ser solitarios, pero no lo son, y los peligros acechan a cada esquina.

RICITOS DE OSO

Esta noche es el gran carnaval del bosque y todos preparan sus disfraces: Mamá Osa acaba de coser su disfraz de Bella Durmiente, Papá Oso se ve fantástico disfrazado de Lobo Feroz. «¿Y tú, Osito?» «¡Yo, de Ricitos de Oso!» A Papá Oso no le gusta la idea de que su hijo vaya con falda y coletas rubias e intenta persuadirle para cambiar de disfraz, pero Osito se mantiene firme. Un álbum en clave de humor contra las convenciones sociales y los géneros establecidos. A partir de 5 años. 

PINK. EL PINGUINO QUE SE VOLVIÓ ROSA


PINK es un entrañable cuento de un pingüino que se volvió rosa. Una historia deliciosa que trata sobre el respeto a las diferencias. Un día, Patrick se levanta y se da cuenta de que se ha vuelto de color rosa de la noche a la mañana. ¿Qué van a pensar sus amigos? El pobre Patrick huye lejos en busca de otros animales rosas. Cruza el océano y encuentra a los flamencos, pero ¿se va a sentir a gusto con ellos? Una bonita historia que nos enseña que los auténticos amigos te aceptan seas como seas. A través de las formidables ilustraciones de Margaret Chamberlain este entrañable cuento se convierte en una valiosa herramienta para educar en materia de tolerancia, respeto al prójimo y amistad. 

EL DRAGÓN ZOG

 

De los creadores de el Grúfalo: "De toda la clase, Zog era el más aplicado, porque quería una estrella de color dorado". Para conseguirla, el dragón aprenderá a volar, a quemar, a rugir... ¡Pero su vida cambiará al encontrar a la princesa Alelí!
De los creadores de el Grúfalo: "De toda la clase, Zog era el más aplicado, porque quería una estrella de color dorado". Para conseguirla, el dragón aprenderá a volar, a quemar, a rugir... ¡Pero su vida cambiará al encontrar a la princesa Alelí!

RULA BUSCA SU LUGAR

 

Rula busca su lugar en el mundo. Su familia, sin embargo, se encarga de recordarle que su lugar está en casa para hacer la cama, preparar el almuerzo, cuidar de sus hermanos, hacer la compra… Pero un día, por casualidad, los libros se cruzan en su vida. Gracias a ellos, Rula comprenderá que su lugar está allí donde sus pasos la lleven. Un relato impactante, pulcramente ilustrado, para concienciar sobre la marginación a la que todavía hoy en muchos rincones del planeta se sigue sometiendo a la mujer desde que nace por el mero hecho de serlo. 

LA PRINCESA LI


La princesa Li vivía con su padre, el rey Wan Tan, en un hermoso palacio...ella amaba a Beatriz, una chica de una tierra lejana. Las dos eran muy felices hasta que Wan Tan mandó llamar a la princesa: . ¡ Ven a descubrir lo que ocurrió con Li! El tradicional cuento de magia... pero diferente. Una fábula de igualdad, y sobre todo, una historia de amor. 

LA PELUCA DE LUCA


 Luca es un tipo especial, con apenas 4 años se enfrentó a super héroes y princesas para defender su peluca azul. Ese pequeño gesto ya se merece un cuento. Porque cómo él mismo se pregunta ¿Quién decide lo que es femenino y masculino? ¿Por qué consentimos que haya actitudes impropias de niñas o de niños? Nuestro Luca se atrevió a cuestionar las normas que otros y otras construyeron para él; se enfrentó al mundo, su mundo, nuestro mundo, y nos demostró que nunca es ni demasiado pronto ni demasiado tarde para luchar contra las cosas absurdas de la vida. La Peluca de Luca es un proyecto educativo que tiene como principal objetivo romper y eliminar los estereotipos y prejuicios adscritos al sexo, con la intención de favorecer la posibilidad de que cada niño y cada niña se desarrolle libremente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MUJERES EN LA HISTORIA

QUESADEÑAS CON NOMBRE PROPIO